CASABLANCA

CASABLANCA
FOTO DE GONZALO MONTÓN MUÑOZ

martes, 11 de septiembre de 2012

JESÚS PASCUAL AGUILAR. EL OTRO SUPERVIVIENTE DEL FUSILAMIENTO DEL COLLEL


               
   Jesús Pascual Aguilar (Alcorisa, 1912- Barcelona, 1997) ha pasado a la posteridad más como un personaje real ficcionalizado en una magnífica novela ajena, que por su propia producción literaria y cinematográfica. Paradojas de la vida.
  Efectivamente, en la exitosa novela de Javier Cercas, Soldados de Salamina, acertadamente adaptada al cine por David Trueba, leemos: “Sánchez Mazas no había sido el único superviviente del fusilamiento del Collell; un hombre llamado Jesús Pascual Aguilar también había escapado con vida. Más aún: al parecer, Pascual había referido el episodio en un libro titulado Yo fui asesinado por los rojos. ‘Me temo que el libro es casi inencontrable’, concluía Aguirre con inconfundible petulancia de erudito. ‘Pero, si le interesa, yo tengo un ejemplar a su disposición’...” De esta forma, situado en la frontera de la realidad, Jesús Pascual Aguilar alcanza una existencia más consistente para el mundo como personaje literario de Cercas que como director de cine, guionista y escritor, en estos momentos absolutamente olvidado.
Sobre este libro y la biografía de Jesús Pascual ver JOSÉ LUIS MELERO
            Jesús Pascual estudió Derecho en la Universidad de Barcelona y, a principios de la década de los cincuenta, antes de decidirse a dirigir sus propios guiones, colaboró como argumentista  en Almas en peligro (1951), de Antonio Santillán, y Catalina de Inglaterra (1951), de Arturo Ruiz Castillo.


            Su debut como director se produjo con Elena (1954), un melodrama con trasfondo de redención sobre tres amigas que supuso el debut cinematográfico de la inefable actriz Gracita Morales. Continuó con la comedia Escuela de periodismo (1956), un homenaje autocomplaciente a las instituciones docentes de la profesión periodística, a la fiesta nacional y a los deportes (boxeo, ciclismo, etc.), producido por el empresario catalán Antonio Bofarull que, como era habitual en él, exigió su papel en la película, en la que destaca una jovencísima Nuria Espert.
En El azar se divierte (1957), protagonizada por el cómico catalán Joan Capri, sigue la estela del film de Neville, La ironía del dinero (1955), y narra en Off la historia de un billete falso de cien pesetas, toda una fortunilla en ese momento. Tras el fracaso de El ángel está en la cumbre (1958), un drama sobre el mundo del fútbol basado en su novela homónima y protagonizada, entre otros por Jesús Pascual Jr., deja de dirigir hasta 1966, año en el que llevó a la pantalla su última película, La banda del Pecas,  una comedia de aventuras infantil basada en la novela de Marina Fernández, cuyo guión coescribe con Francisco Mateu.

            Su producción literaria se completa, junto a los guiones citados, con una biografía del Duque de Gandía, la literaturizada por Cercas autobiografía, Yo fui  asesinado por los rojos (S.l.,el autor, 1981) y  los relatos humorísticos El aficionado está en orsay y La gran oda a España.

FILMOGRAFÍA

-Elena (1954)
-Escuela de periodismo (1956)
-El azar se divierte (1957)
-El ángel está en la cumbre (1958)
-La banda del Pecas (1966)
 Curioso, muy curioso resulta el guión cinematográfico que gravita en torno a su persona escrito por JOSÉ ANTONIO BIELSA, cuya lectura recomiendo fervientemente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada